Uno de los valores más importantes para la marca es el cuidado del medio ambiente. Por eso, siempre busco las mejores alternativas para producir y enviar mis productos.

Todos los envíos se realizan en cajas de cartón, protegiendo las piezas con papel y cartón de distintos tipos. Las etiquetas y sobres también son de papel, de modo que sean 100% reciclables.

Creo en el valor de los objetos hechos a mano. Lejos de las grandes producciones en serie, busco realizar piezas originales con el valor añadido de la artesanía. Todos los modelos son realizados uno a uno en el taller, pasando por mis manos en cada proceso.  

El objetivo es acercar el oficio artesano a la sociedad y adaptarlo al ritmo de vida actual, poniendo en valor su proceso manual y concienciando sobre los beneficios que conlleva consumir un producto 100% local.